Ponerse en contacto
Gestión energética profesional ISO 50001:2011

Gestión energética profesional ISO 50001:2011

¿Cómo reducir costes y proteger el medio ambiente?

La gestión energética orientada no solo resulta interesante para las empresas preocupadas por sus costes. Cada vez más países esperan que las empresas lleven a cabo auditorías y mediciones energéticas para reducir el consumo de materias primas y los efectos negativos sobre el medio ambiente. Desde junio de 2011, existe una norma internacional respaldada por directrices e instrucciones para la gestión energética sistemática con el fin de minimizar el consumo de energía y reducir los efectos medioambientales negativos: la norma ISO 50001:2011.



Commitment for Energy and Material...

IU Magazine Article

Commitment for Energy and Material Efficiency

1.1 MB

La nueva norma sustituye a la ISO 16001. Estructuralmente, la ISO 9001 cumple los requisitos de gestión de calidad e ISO 14001 para sistemas de gestión medioambiental. Por lo tanto, también puede integrarse con facilidad como base de nuevos sistemas de gestión.

 

La gestión energética sistemática según ISO 50001 permite descubrir potenciales no aprovechados, la mejora de las mediciones existentes y acciones bien dirigidas en relación con el consumo de energía y la reducción de emisiones. Por lo tanto, las empresas no solo realizan contribuciones esenciales a la protección climática; además, se benefician ellas mismas de un consumo más previsible, las reducciones de costes relacionadas y —no lo olvidemos— una mejor imagen.

¿Qué puede hacer la ISO 50001?

La nueva norma no solo información sobre lo que debería hacer un sistema de gestión energética; también ofrece apoyo presentando mediciones orientadas con instrucciones. Así, lo importante no es solo la medición cuantitativa, sino un proceso de mejora continua que gestione de forma óptima el consumo de energía sin influir negativamente en el volumen ni en la calidad de la producción. Por eso, la norma se basa en un enfoque sistemático que apoya la implementación del proceso.

 

Las empresas que orientan su sistema de gestión energética hacia ISO 50001 deben definir y, naturalmente, también documentar cómo piensan cumplir los requisitos. Por supuesto, también deben definirse con precisión el campo de aplicación y los límites del sistema de gestión energética. Participan todos los empleados y la directiva, y tienen responsabilidad de garantizar el compromiso y el apoyo a largo plazo.

 

El plan incluye cuatro fases de implementación inicial y su validación a través de acciones correctivas adicionales. Pasos que lógicamente solo deben realizarse una vez, pero que deben formar parte de un proceso continuo.

 

Obtenga más información sobre ISO 50001 y zenon aquí:

 

ISO 50001:2011: normas de gestión energética

ISO 50001: implementación de un sistema de gestión de datos energéticos con zenon

ISO 50001 en el sector de alimentos y bebidas

ISO 50001 en el sector de la automoción

Gestión energética en el sector farmacéutico