Ponerse en contacto
Recogida de datos
de planta fabril
meticulosa:

Recogida de datos
de planta fabril
meticulosa:

La base para
una automatización satisfactoria

En principio, la gran mayoría de las empresas tienen a su disposición una gran variedad de datos de planta. A menudo, incluso más de los que se pueden llegar a procesar. Ello se debe normalmente a un registro de datos insuficiente, a la falta de compatibilidad o a un software con funcionalidades incompletas. Un gran cantidad de datos que podrían mejorar el rendimiento y los procesos de innovación de las empresas, sin embargo se pierden incluso antes de poder ser analizados. ¿Por qué darle tanta importancia a la recogida de datos de planta fabril (PDC)?

Para la gestión orientada al futuro de la planta, por ejemplo. Para garantizar una mayor calidad. Para mejorar el rendimiento. Para obtener datos KPI (tales como OEE) que aportan puntos de referencia útiles. Para poder documentar el proyecto de una forma excelente. Para una gestión energética satisfactoria, con o sin la inclusión de la nueva norma ISO 50001. Hay, pues, motivos suficientes.

Sistema: el elemento esencial de la recogida de datos de planta fabril

La recogida de datos de planta de forma centralizada y con un objetivo claro es todavía una práctica muy poco frecuente. A menudo, los datos realmente importantes se distribuyen en diferentes medios y deben combinarse posteriormente, de forma laboriosa, demasiado tarde y con riesgo de cometer errores... Desde el portapapeles del operador de máquina, pasando por extensas listas de Excel, hasta bases de datos en diferentes formatos: son diferentes formas en las que se recogen los datos de planta. Un mal inicio para cualquier análisis que se supone que debe aportar resultados significativos.

 

Al recoger los datos de planta es importante hacerlo de forma sistemática desde el principio, hacerlo en un formato que se pueda procesar fácilmente y garantizar procesos fiables, incluso durante muchos años. Esto significa que se acabaron las hojas de papel, las listas de Excel y la diversidad de formatos. En su lugar, contamos con un software que permite recopilar una gran variedad de datos de planta. Un software que registra y presenta la información de los sensores y los HMI directamente, de forma análoga a los datos procesados de los sistemas SCADA, MES y ERP y, que permite, a la vez, introducir los datos manualmente.

 

El software para la recogida de datos debe ofrecer interfaces para entradas muy diferentes, funcionar de forma sistemática y fiable y aportar información de forma sencilla en una gran variedad de formatos. Los datos recogidos, comprimidos por ejemplo en un informe, aportan información útil para la gestión. Los datos recogidos en tiempo real, directamente de los equipos, aportan al sistema de gestión energética una base para realizar estimaciones válidas. Los KPI aportan información que permite tomar decisiones sobre desarrollos futuros.

Una integración perfecta para la recogida exhaustiva de datos de planta

Los datos recogidos por el PDC deben procesarse para obtener resultados significativos. En primer lugar, con bastante frecuencia, es necesario recoger datos en tiempo real, por ejemplo, para poder generar un sistema de gestión energética con datos que aporten información sobre el rendimiento energético de forma permanente. En segundo lugar, los datos deben permanecer disponibles a largo plazo para poder así ser procesados y analizados posteriormente. Estos se evaluarán históricamente, acompañarán y documentarán proyectos y constituirán una base sólida para ser empleados en el asesoramiento sobre el rendimiento de la instalación. Por lo tanto, cabe esperar también, sobre todo por parte de la dirección, que la evaluación y el análisis de los mismos estén disponibles rápidamente en forma de informes, pueda distribuirse a las personas pertinentes y permita, idealmente, generar reacciones de forma automática.

 

El software para la recogida de datos debe funcionar también de forma comunicativa y muy precisa. Ambas características precisan una integración exhaustiva y sin problemas al equipo, al hardware y al software. Para poder recopilar datos de toda la instalación, la aplicación debe estar en condiciones de comunicarse directamente con la mayor cantidad de fuentes como sea posible, con los sensores individuales, con las máquinas y componentes del equipo así como con el sistema de servicios del edificio y otras aplicaciones tales como MES o ERP.

 

Esta comunicación debe tener la menor cantidad de etapas intermedias posible. Cada etapa intermedia podría conllevar errores de transmisión e interpretación. Una conexión directa es pues la mejor opción para recoger datos. Ello implica que el software debe tener muchos controladores y protocolos de comunicación. Solo entonces está en posición de recoger toda la información necesaria y ser capaz transmitirla.

La recogida de datos precisa garantiza estrategias de éxito

Las estrategias empresariales solo pueden tener éxito si se basan en fundamentos correctos. Los objetivos, los proyectos, las formas de incrementar el rendimiento y garantizar la calidad: su éxito depende de que los datos iniciales sean correctos y de que los datos de control y desarrollo que se recogen de forma constante sean, asimismo, correctos. La recogida precisa de datos es, pues, una base fundamental.