Ponerse en contacto
Gestión energética 
según ISO 50001:

Gestión energética
según ISO 50001:

SCADA para una
implementación sostenible

El estándar ISO 50001:2011 internacional ofrece a las empresas un marco flexible para la implementación de una gestión energética sostenible. Para empresas que trabajan con la producción automatizada y en fabricación de equipos, el sistema SCADA utilizado desempeña una función importante en la perspectiva a largo plazo. Sus capacidades pueden reforzar o dificultar el éxito sostenible de la gestión energética.



Energy Data Management with zenon

Fact Sheet

Energy Data Management with zenon

935 KB

Proporcionar un sistema de gestión energética con datos: Interacción integrada

Las plantas a menudo comprenden una mezcla heterogénea de controladores, máquinas y software. Un sistema SCADA que sea compatible con ISO 50001 debe ser capaz de integrar tantas interfaces como sea posible, con conexiones a máquina directas y otras aplicaciones, como software ERP. Solo de este modo, se pueden transferir desde otros sistemas los datos válidos y tan libres de errores como sea posible.

 

De forma ideal, el software SCADA proporcionará compatibilidad con estándares internacionales como IEC 60870 o 61850 y, por tanto, puede comunicarse con protocolos propios. Los sistemas SCADA que están fijados a un único entorno de hardware a menudo encuentran su límite aquí.

 

Este punto de vista es en gran medida importante para el éxito a largo plazo. Las partes del equipo que se van a integrar en un futuro también deben integrarse en la gestión energética sin problemas.

Datos históricos: Una base importante para la gestión energética

Para que un sistema de gestión energética se pueda implantar con éxito de forma duradera, el equipo de gestión energética debe ser capaz de confiar en la calidad de los datos disponibles. Para ello, no se trata solo de los datos actuales, sino, sobre todo, de los datos históricos.

 

Los datos actuales provienen de distintos sistemas, a menudo directamente de HMI. Los datos históricos ya estaban archivados en el sistema. Sin embargo, deben permanecer disponibles en el sistema por motivos de validación, agregación y análisis desde distintas perspectivas, y permitir comparativas con los datos actuales en cualquier momento. Esto significa que los datos, a veces en muy grandes cantidades, se deben poder almacenar de forma segura (incluido en proveedores de datos externos) y, al mismo tiempo, deben estar disponibles inmediatamente para análisis.

 

Además, existe la posibilidad de preparar información para los equipos de gestión energética, los encargados de la toma de decisiones y la directiva, de forma que los datos puedan utilizarse de manera significativa. Esto conlleva producir informes de forma clara y significativa y también enviarlos automáticamente a las personas y equipos adecuados.

Reforzar el sistema de gestión energética: Acción automatizada

Un sistema de gestión energética orientado al futuro debe determinar no solo las reglas para la electricidad adquirida, los picos de carga, el consumo y otros aspectos, también debe prescribir reglas para una acción proactiva. De esta forma, se pueden evitar los picos de carga, por ejemplo, y con ello los caros excesos de las asignaciones energéticas de coste fijo. Cualquiera que incluso desee optimizar su consumo energético futuro se encuentra en condiciones no solo de configurar su gestión energética perfectamente, sino además de negociar contratos de suministro más económicos. Las reglas proactivas solo pueden implementarse de forma razonable si el sistema SCADA de asistencia puede verse influido por el software de gestión energética.

 

De esta forma, el software de gestión energética puede crear previsiones para el consumo energético futuro, por ejemplo, los siguientes 15 minutos, para detectar picos de carga y proponer acciones. De forma ideal, esto llevaría incluso a emprender activaciones necesarias inmediata y automáticamente; por ejemplo, activando generadores, desconectando del suministro eléctrico principal dispositivos consumidores o reduciendo los consumidores de energía. Sin embargo, existe el riesgo de una activación incorrecta con sistemas que actúan de forma independiente.

 

Para que una acción proactiva entre el sistema de gestión energética y SCADA se desarrolle satisfactoriamente, sin errores ni problemas, ambos deben estar vinculados estrechamente. De forma ideal, el sistema de gestión energética está integrado directamente en el software SCADA. Esto proporciona la ventaja de tener distancias muy cortas al obtener los datos y conservar datos y garantías y, por otro lado, una interacción sin fallos con una conmutación proactiva.

La gestión energética requiere sistemas SCADA potentes

Una gestión energética duradera requiere del respaldo constante de un sistema SCADA flexible e integrado. La fusión del software de gestión energética y SCADA lo más perfecta posible proporciona a los equipos de gestión energética el respaldo que necesitan para un éxito a largo plazo.